Llega ese momento del año: el verano. Y, con él, las ganas de bajar un poco el ritmo, de hacer planes al aire libre, salir de casa y empezar a contar los días hasta las tan esperadas vacaciones. Pero, al pensar en tus perfiles en redes sociales, tu blog o tu newsletter, quizás empieces a dudar sobre cuál será la mejor forma de crear contenidos durante el verano:

¿Debo publicar cuando estoy de vacaciones?

¿No aburriré si sigo hablando de trabajo en verano?

¿Qué temas pueden interesar a mi cliente ideal?

¿Puedo permitirme desconectar un tiempo?

Y es normal. Empieza a salir el sol y te imaginas que tu cliente estará demasiado entretenido con la carta del chiringuito en la playa o con el mapa de rutas de montaña. Y, si bien es muy probable que así sea, quizás también le guste conocer tu experiencia en ese chiringuito nuevo de la Costa Brava o caminando por la Vall de Xistau (un rincón poco conocido de Huesca que aprovecho para recomendarte). Pero también puede que en los ratos de descanso en la piscina lea detenidamente esos blogs que no tiene tiempo de seguir durante el año.

Como siempre en comunicación (lo siento, es que es así) las respuestas pueden ser muy diferentes según cada caso. Pero sí hay ideas que te ayudarán a hacer tu hoja de ruta y calendario editorial para esta temporada. Así que, a por ese zumo de sandía (o de melón, o, ya puestos, un mojito si te inspira) ¡y a organizar el verano!

Piensa en tu cliente – en modo verano

Vale, me repito. Mucho. Pero es que esto es lo primero de lo primero. Ponte en el lugar de tu cliente ideal. ¿Qué hace? ¿Qué siente? ¿Qué quiere hacer? Para algunos la época estival es tiempo de descanso. Para otros, es el momento de poner orden a todo aquello que no tienen tiempo de hacer durante el año. Están quienes van con la agenda más a tope que nunca. Y también quienes prefieren poner el aire acondicionado a fondo y mirar series porque no pueden con el calor.

Al conocer su día a día, te será más fácil pensar en los contenidos que pueden interesarle en esta época, y en qué formatos los lee. Por ejemplo, puede que mire sus redes sociales, pero no dedique tiempo a visitar blogs o revisar sus mails.

También puedes pensar por qué situaciones pasará, por ejemplo: el final de curso, las rebajas, las semanas sin actividades ni colegios si tiene hijos… y las vacaciones, claro.

¿Tienes dudas sobre qué siente y quiere tu cliente en esta época? Entonces te propongo que hables con 2-3 personas que lo representen, o que hagas una pequeña encuesta online. Quizás te sorprendas, quizás no, pero sin dudas te surgirán nuevas ideas.

Regálale una lectura ágil y entretenida

Crea contenidos frescos. Agradables. Amenos.

Puede que te lean desde la piscina o desde el metro de camino al trabajo – con ganas de que llegue el fin de semana para ir a la piscina. O a la playa. O a la montaña. O simplemente a la terraza de casa con una cerveza helada en la mano.

Escribe en positivo

El verano es una época ideal para poner en práctica este hábito, que aportará frescura a tus contenidos durante todo el año.

Para empezar a hacerlo, puedes revisar tus textos al terminar de escribirlos:

  • ¿Cuántas veces usas la palabra “no”?
  • ¿Se podría decir lo mismo de otra manera?
  • ¿Cómo vienes con palabras como “difícil”, “agobio”, “aburrido”…?
  • ¿Son claves para dar sentido a tus mensajes? ¿O hay otra forma de decir lo mismo que haga el texto más amigable?

Aprovecha el verano para conectar

¿Harás un viaje y te gustaría compartirlo con tus seguidores?

¿Quieres contarles las reflexiones que haces durante tus vacaciones?

En cualquier caso, adelante. Hazlo. Puedes aprovechar estas oportunidades para conectar con tu comunidad, conversar con ellos y que te conozcan un poco mejor.

Y, si quieres, tómate tu descanso también

En serio. Si necesitas desconectar durante un tiempo, incluye esta pausa en tu planificación también. Con un mensaje de cierre y otro de vuelta será suficiente. Eso sí: trabaja un poco estos mensajes. Usa alguna imagen con la que transmitas tu necesidad de descanso, lo que buscas de estas vacaciones o la tranquilidad que quieres que tus seguidores disfruten también. Piensa en tus objetivos, en cómo te quieres comunicar con tu cliente, y crea mensajes auténticos y que conecten. Así, tu comunidad no sólo te entenderá, sino que lograrás que muchos se identifiquen contigo. Porque, de hecho, puede que también necesiten hacer un parón para volver con fuerzas.

¿Se te viene el verano encima y no llegas a tiempo de preparar tu calendario editorial? ¿Te cuesta encontrar los temas que interesan a tu audiencia en esta época? En cualquier caso, hablemos. Puedo ayudarte a tener tu hoja de ruta clara para estos meses. Puedes contactar conmigo aquí.

ACCEDE A MI GUÍA "CÓMO ENCONTRAR TEMAS PARA ESCRIBIR"

Allí encontrarás 10 tips que te ayudarán a descubrir todo lo que tienes para contar

Pin It on Pinterest