Hace rato que miras esa hoja (o pantalla) en blanco, le das vueltas y vueltas, y te preguntas: ¿cómo empezar un sobre mí que consiga el efecto que busco?

Porque quieres que ese texto te dé resultados. Que tus clientes confíen en ti. Y que vean que eres la persona adecuada para ayudarles.

Pero resulta que allí estás, mirando la pantalla y sin acabar de tener claro cómo empezar.

Y es que escribir sobre uno mismo cuesta. No sabes hasta dónde contar tu trayectoria, qué interesará a tus clientes y qué será demasiada información.

Quizás hasta te preguntes: ¿hace falta tener esta página? Y, aquí, la respuesta es clara: sí.

El sobre mí es de las principales secciones de tu web. Muchas veces, allí estará la clave para que tus clientes confíen en ti.

Así que vamos a empezar por lo primero.

¿Qué quiere saber tu cliente sobre ti?

Al visitar tu web, tu cliente se hace unas cuantas preguntas:

  1. ¿quién es esta persona?
  2. ¿En qué consiste este negocio?
  3. ¿Qué tienen para ofrecerme?
  4. ¿Cómo pueden ayudarme?
  5. ¿Por qué voy a confiar en ellos?

Y, como ves, la mayoría de ellas no tratan tanto sobre ti, sino, más bien, sobre cómo podrás ayudarles.

Porque tu sobre mí no trata tanto de ti.

Más bien, trata sobre cómo tú puedes ayudar a tus clientes, y por qué eres la persona (o sois la empresa) adecuada para ello.

Cómo empezar: cinco ejemplos para que crees tu propio modelo

Con ejemplos se ven las cosas claras, así que aquí tienes algunas páginas con secciones sobre mí que pueden inspirarte en el momento de crear la tuya.

Verás que siguen diferentes modelos y estructuras. Algunas empiezan por una frase que les define, y se presentan de entrada. Otras tratan, primero, situaciones por las que pasa su cliente, y después hablan sobre ellos mismos.

Pero todas ellas:

  • Explican el “para qué” de su proyecto
  • Están enfocadas en cómo pueden ayudar a sus clientes
  • Dejan claros sus valores.
  • Son transparentes e inspiran confianza.

 

1. Marta Loperena – Felicidad de bolsillo

Desde el principio, Marta se centra en qué quieren conseguir sus clientes. A dónde quieren llegar. Ya en el titular, deja claro cómo les ayudará:

“Voy a ayudarte a que tengas momentos de calidad contigo misma y que por fin, tu autoestima esté por la nubes”.

 

Cuenta en lo que cree: que todos necesitamos tener, aunque sea, 15 minutos al día para estar con nosotros mismos. ¿Te imaginas cuáles serán, entonces, sus valores?

Habla sobre las necesidades de sus clientas, y las frustraciones de su vida diaria: “no sabemos priorizar nuestros intereses, siempre hay algo o alguien más importante y nos ponemos las últimas de la lista”. De esta manera genera empatía con la persona que la está leyendo. Y, de esta manera, provoca su interés, y empieza a inspirar confianza (piensas: “esta persona me entiende y podrá ayudarme”).

Luego, explica, de qué manera, su solución será un medio para que consigan la vida que quieren. 

 

2. Gemma Fillol (Marketing emocional)

Puede gustarte su estilo, o no. Pero, la sigas donde la sigas, su mensaje siempre es el mismo: “Si no emocionas no existes” y lo transmite en su forma de comunicar, en todos sus canales.

De aquí que tiene todo el sentido que empiece su sobre mí con esta frase, y que cuente cómo su experiencia la ha llevado a trabajar en la comunicación emocional de distintas marcas, empresas y proyectos.

Además, cuenta en qué cree, transmite sus valores con frases como: “Lo confieso: I am a believer”, “Creo en el trabajo, no en la suerte”, “No creo en crear por dinero”, y “Comunicar es un superpoder”.

Y explica las diferentes formas que tiene de ayudar a los interesados en trabajar con ella: ofrece servicios como consultora, es directora de un postgrado, formadora, y creadora de la comunidad de emprendedoras EXTRAORDINARIA.

 

3. Somos Wir (estudio de diseño)

Un ejemplo diferente al que encontrarás en muchos artículos de copywriting. Y que, sin embargo, funciona.

Desde la forma en que plantean la información, en columnas y con infografías, hasta frases como “aunque no somos mucho de salir en las fotos”… Todo ello transmite su forma de trabajo y lo que son: diseñadores y creadores de vídeo.

Usan el humor y un estilo informal, casual, cercano… El mismo que tienen en cuanto entras en contacto con ellos. Inspiran confianza porque se muestran tal cual son, sin filtros ni florituras.

Desde su página sobre mí dan una idea clara y real de cómo es trabajar con ellos y de qué manera te podrán ayudar.

¿Qué más se puede pedir?

 

4. Kuko Studio (Estudio de diseño y marca propia)

¿Y si prefieres hablar sobre tu marca primero, y después permitir que te pongan cara?

Entonces aquí tienes un ejemplo.

Kuko utiliza el storytelling, primero, para contar la historia de su proyecto: “Kuko nace el día en que decidimos casarnos. Como los dos somos diseñadores empezamos a pensar y visualizar cómo sería nuestra boda ideal…”

Explican cómo empezó todo, en qué momento de sus vidas, cuál es su finalidad y qué es lo que hacen: “ser un poquito más felices con lo que hacemos: Amor y sobretodo “slow design” aplicado a lo que más nos apasiona”.

Y acaban con la frase: “Elaboración, diseño y producción de todos nuestros productos con proveedores locales, made in Barcelona”. Una frase que, además, transmite valores como el apoyo al talento local y el cuidado del diseño y de los detalles.

Y, después, pasan a presentarse, a hablar de cómo son y qué les gusta, de manera cercana y natural.

También añaden detalles de diseño, como pequeñas estampas que los definen a ellos, los dos fundadores, y a su estudio.

Ahora, si te fijas en los productos que ofrecen, y en los relatos de su sobre mí, verás que todo tiene una coherencia, mantiene un mismo tono y se dirige a un mismo perfil de cliente. Una coherencia que inspira confianza y seguridad. Tal como debe ser, vamos.

 

5. Beatriz Moure (consultora de email marketing)

Y, para acabar, te dejo un quinto ejemplo: el de Beatriz Moure, consultora de email marketing, y uno de mis preferidos si hablamos sobre cómo empezar esta sección de tu web.

Aquí tienes un sobre mí profesional pero cercano, en el que habla sobre ella sin sonar pedante ni presumida, y en el que empieza por explicar qué puede hacer por sus clientes: “Quiero ayudarte a apostar por ti y por tu negocio”.

Ella inspira confianza, y explica su finalidad y su forma de trabajar, de forma tal que, quien la lee, puede hacerse una idea, de entrada, de lo que conseguirá.

Fíjate, además, cómo invita a la acción desde el encabezado:

“Este es tu momento de pasar a la acción y hacer crecer tu negocio online con confianza y seguridad”.

 

¿Qué conseguirás al trabajar con ella? Sin hacer scroll, lo tienes claro.

Pero entonces, ¿cuál es la fórmula correcta?

La verdad es que todas, y ninguna a la vez. En realidad, en la página sobre mí tienes la libertad de poner lo que tu creas.

Acompáñame en lo que queda de este artículo, y te daré las pautas para que crees el tuyo. A tu manera.

Antes de empezar, define qué tienes para contar

Has visto ejemplos y los puntos esenciales a cubrir en esta página.

Ahora, es momento de que te plantees, de verdad, qué vas a contar en esta página sobre mí.

Puedes empezar por un ejercicio de pregunta-respuesta, como si te hicieras una entrevista:

  1. ¿Qué tienes para aportar a tus clientes?
  2. ¿Por qué deberían confiar en ti o escoger tus productos?
  3. ¿De qué forma les ayudas?
  4. ¿Cómo crees que tu propia historia puede ayudarte a transmitir tus mensajes?
  5. ¿Con qué hechos o momentos de tu historia tu cliente puede sentirse identificado?
  6. ¿Cómo es trabajar contigo / comprar tus productos?
  7. ¿Qué sensaciones quieres transmitir a tu cliente al escogerte?

 

Es decir, lo primero, antes de empezar a escribir, será definir el contenido. Tener claros tus mensajes y lo que quieres transmitir.

Mi sugerencia es que escribas las respuestas a las preguntas, y que, a partir de allí, organices tus mensajes. Por ejemplo, puedes clasificarlos según si tratan necesidades, beneficios, frustraciones o puntos en común con tu cliente.

Y, lo siguiente, será tener claro tu objetivo¿hacia dónde irán tus clientes desde tu sobre mí? ¿Qué acción quieres que tomen?

Sea cual sea tu objetivo, ponlo fácil. Plantea una llamada a la acción directa y clara.

A escribir: empieza por explicar qué puedes ofrecer

Quizás creas que la mejor forma de empezar es por tu propia historia, en primera persona. Y, ¿sabes qué pasa? Si empiezas así, corres el riesgo de sonar algo presumido. De que piensen que sólo hablas de ti, cuando ya tienes claro que quieres mostrar cómo puedes ayudar a tus clientes.

Tu historia será un punto de partida para que tu cliente pueda sentir que se identifica contigo, con tu marca y con lo que ofreces.

 

Entonces, antes de conocer tu trayectoria, querrá saber quién eres y qué tienes para ofrecerle.

Y siempre, siempre, lo que tienes para ofrecerle será más importante que quién eresPorque, lo que tu cliente quiere saber, es por qué debe escogerte a ti

Y, para ello, necesita confiarConfiar en que sabes lo que necesita y que puedes solucionar sus problemas. O bien, que entiendes sus necesidades, y que tienes el producto o servicio que mejor le va a encajar.

¿Cómo transmitir a tus clientes que tienes lo que están buscando?

Primero, teniendo bien, bien claro a quién le hablas. A quién te diriges. Quién es el cliente que quieres que te contrate o te compre.

Si no lo acabas de ver claro, te puede ayudar pensar en ese cliente que te hace feliz. Que valora lo que haces, que se va contento, con ganas de volver. Y que, probablemente, te recomiende.

Estoy segura de que, al leer esto, te ha venido una persona a la cabeza.

No le des más vueltas.

Escribe para ella.

Porque, como ella, habrá muchos otros que lograrán conectar contigo al sentir que les están hablando de forma directa y personalizada.

El formato: cómo atraer desde la primera frase

Para empezar a escribir tu sobre mí, puedes pensar en una frase que deje claro a tu cliente qué le ayudarás a conseguir.

Intenta aportar motivación y seguridad.

    • ¿Cuál es la finalidad de tu proyecto?
  • ¿Qué aportas a tus clientes?

Una forma de generar empatía es plantear situaciones que vive tu cliente ideal, y explicarle cómo le puedes ayudar a mejorarlas, a superarlas o a cambiarlas.

Quizás te preguntes: “¿Le interesa mi historia a mi cliente?”

Algo.

Un poco.

Puede que le pique la curiosidad.

Pero, ¿sabes qué le interesa más?

Le interesa saber si, de alguna manera, se identifica contigo. Y querrá ver si eres la persona adecuada en quien confiar. Esto quiere decir que, al contar tu propia historia, pienses qué aspectos de ti, de lo que has vivido, te ayudarán a generar empatía y confianza con tu cliente ideal.

Ahora, si crees que será mejor que tu “sobre mí” sea un “sobre nosotros”, para así presentar al equipo, adelante. Presentaros y explicad quien sois cada uno de vosotros y cómo podréis apoyar a vuestro cliente.

Y, muy importante, no olvides la llamada a la acción:

  • ¿cómo podrán contactarte?
  • ¿Dónde deben apuntarse?
  • ¿Hacia dónde deben dirigirse para comparte?

En resumen: los cuatro elementos que no pueden faltar en tu sobre mí

Has visto ejemplos y has repasado, paso a paso, los contenidos a incluir en esta página. ¿Vamos ahora con una checklist final? Así, te aseguras de que no te quedará nada fuera.

Aquí te dejo cuatro elementos imprescindibles para esta página, escojas el modelo que escojas:

  1. Tu foto: incluye una foto profesional, en la que se te vea de frente y te muestre tal cual eres.
  2. Cómo podrás ayudar a tus clientes: explícalo de forma tal que, quien entre, sepa qué haces y qué beneficios tendrá trabajar contigo.
  3. Quién eres: tus visitas quieren conocerte. No hace falta que les cuentes tu vida, pero sí, que les expliques la trayectoria que te ha traído hasta aquí.
  4. La llamada a la acción: ¿qué quieres que hagan tras leerte? Pon una llamada a la acción clara hacia el sitio donde te interesa llevarles.

¿Cómo te ves ahora para empezar tu sobre mí?

Espero haberte ayudado con este artículo e inspirado con los ejemplos. Me encantará saber qué te han parecido los consejos que te he dado y comentar contigo la mejor forma de encarar tu propio sobre mí.

Si tienes cualquier duda o me quieres comentar algo, te leo aquí debajo. Y, como siempre, te responderé.

¿Quieres que te ayude a escribir tu “sobre mí”? Escríbeme a hola@florcalveiro.com o déjame tus comentarios en el formulario de contacto.

ACCEDE A MI GUÍA "CÓMO ENCONTRAR TEMAS PARA ESCRIBIR"

Allí encontrarás 10 tips que te ayudarán a descubrir todo lo que tienes para contar

Pin It on Pinterest